Planos metálicos que se colocan en oclusal del grupo posterior que levanta la oclusión para poder descruzar mordidas o controlar la intrusión o extrusión de piezas dentarias.